Decisión de Juzgado Cuarto Superior Del Trabajo de Caracas, de 15 de Abril de 2013 - Jurisprudencia - VLEX 431905850

Decisión de Juzgado Cuarto Superior Del Trabajo de Caracas, de 15 de Abril de 2013

RESUMEN

CON LUGAR el recurso de apelación interpuesto por la parte actora, SIN LUGAR el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada, se MODIFICA la sentencia apelada y se declara CON LUGAR la demanda.

EXTRACTO GRATUITO

JUZGADO CUARTO SUPERIOR DEL TRABAJO DEL CIRCUITO JUDICIAL DEL TRABAJO DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL AREA METROPOLITANA DE CARACAS

Caracas, 15 de Abril de 2013

Años: 202° y 154°

ASUNTO: AP21-R-2012-001642

I

IDENTIFICACIÓN DE LAS PARTES Y SUS APODERADOS

PARTE DEMANDANTE: EDGAR PEREZ, mayor de edad y titular de la cédula de identidad Nº 6.033.807.

APODERADOS JUDICIALES: IRIS ALFONZO CHIARELLI y WILIAN ALBERTO ARANDA CONTRERAS, abogados en ejercicio, inscritos en el Inpreabogado bajo el Nro. 63.799 y 83.082 respectivamente.

PARTE DEMANDADA: REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, POR ÓRGANO DEL MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA. (HOSPITAL MILITAR DOCTOR CARLOS ARVELO).

APODERADOS JUDICIALES: ENRIQUE LUIS FERMIN VILLALBA, GERALYS GAMEZ REYES, AXA ZEIDEN LOPEZ, CARMEN ELIZABETH VALARINO URIOLA, HERNAN MALAVE, MAGALY ABOUD SOL, MARIA SERAFINA DIAZ PEREIRA, MARIANELLA SERRA LINARES, MARISABEL RON CHACIN, VICTOR PEÑA y YASENIA GONZALEZ, abogados inscritos en el Inpreabogado bajo los Nros. 12.792, 129.699, 36.549, 76.701, 115.990, 13.841, 111.814, 112.060, 63.318, 145.893 y 102.809, respectivamente.

MOTIVO: PRESTACIONES SOCIALES

II

ANTECEDENTES

Previa distribución realizada por la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos (URDD) del Circuito Judicial del Trabajo del Área Metropolitana de Caracas, correspondió el conocimiento del presente asunto a este Tribunal Superior a los efectos de decidir el recurso de apelación, oído en ambos efectos, interpuesto por los abogados WILIAN ARANDA Y MARIANELLA SERRA, en su carácter de apoderados judicial de la parte actora y demandada, respectivamente, contra la decisión de fecha 27 de septiembre de 2012, emanada del JUZGADO DÉCIMO CUARTO DE PRIMERA INSTANCIA DE JUICIO DEL CIRCUITO JUDICIAL DEL TRABAJO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS, mediante la cual declaró PARCIALMENTE CON LUGAR la demanda incoada por el ciudadano EDGAR PEREZ contra el HOSPITAL MILITAR DOCTOR CARLOS ARVELO.

Por auto de fecha 04 de febrero de 2013 se dio por recibido el expediente y en fecha 26 de febrero de 2013 se fijó la celebración de la audiencia oral y pública de apelación por cuando la juez estuvo de reposo médico, por lo que una vez reincorporada a sus labores habituales se dictó auto el 26 de febrero de 2013, reprogramando la fecha de celebración de la audiencia para el 26 de marzo de 2013, a las 11:00 AM, oportunidad en la cual fue efectivamente realizado dicho acto, procediendo la juez a diferir la oportunidad para la lectura del dispositivo oral para el día 05 de abril de 2013, a las 02:00 PM. En tal sentido, encontrándose esta Alzada dentro de la oportunidad prevista para la publicación íntegra del contenido de esa decisión, pasa a hacerlo con base a las siguientes consideraciones:

III

DE LOS ALEGATOS ESGRIMIDOS

EN LA AUDIENCIA ORAL Y PÚBLICA DE APELACION

En la oportunidad prevista por esta Alzada para la celebración de la audiencia Oral y Pública de Apelación, la representación judicial de la parte actora y demandada recurrente, exponen como fundamentos de dicho recurso, lo siguiente:

La representación judicial de la parte actora expuso que, se negó una parte de los salarios caídos y por ello se declaró parcialmente con lugar la demanda; que el actor prestó servicios hasta el 03 de julio de 2007 cuando fue despedido por lo que se ampara ante la Inspectoría competente la cual ordena el reenganche el 30 de abril de 2009. Asimismo, manifiesta que se aperturó procedimiento de sanción en contra de la demandada por desacato en cumplir con el reenganche, hasta que en fecha 14 de marzo de 2011, el Ministerio de la Defensa emite comunicación al Hospital Militar donde le ordena cumplir con el reenganche y cancelar acreencias laborales a favor de su representado. Sin embargo, en vista que hubo un acuerdo entre el actor y el Hospital Militar de trasladarlo al Hospital Militar de la ciudad de Mérida, su reincorporación a su sitio de trabajo en cumplimiento de la referida providencia se hace finalmente en fecha 01 de abril de 2011 en Mérida, pero desde esa hecha hasta el 25 de mayo de 2011, nunca le fue cancelado el salario, y cuando reclamó el pago de este, le dijeron que debía reincorporarse al Hospital Militar de Caracas, siendo que por un acuerdo con la demandada se había trasladado a Mérida y se había radicado ahí con su familia, razones estas que lo obligan en fecha 15 de junio de 2011 a ponerle fin a la relación por retiro justificado por violación a sus derechos laborales, por lo que esos dos (2) meses se servicio en Mérida no le fueron cancelados y ese fue el motivo de su retiro justificado; motivo por el cual solicita se declare con lugar la demanda.

Por su parte, la representación judicial de la Institución demandada expuso que, se declaró la procedencia de las indemnizaciones por despido injustificado, cuando la Inspectoría del Trabajo ordenó el reenganche del actor y al no ser cumplido por la demandada, fue aperturado un procedimiento de sanción, sin embargo, se procedió posteriormente a realizar el reenganche, con lo cual el actor prestó servicios por dos (2) meses para la institución, no obstante a ello, se alega ahora que al no haberse cancelado el salario hay un despido injustificado siendo que el actor renunció voluntariamente.

Por otra parte señala que, se apela del cálculo de las prestaciones sociales por cuanto el juez los acuerda con base al último salario de Bs. 614,79 siendo que a los folios 80 y 81 del recaudos 1 se evidencia que el último salario es de Bs. 363,62 lo que genera una diferencia que altera los montos a pagar de salarios caídos y demás conceptos reclamados.

Durante la oportunidad concedida a las partes por esta Alzada para hacer uso de su derecho a réplica y contrarréplica, la representante de la parte actora recurrente expuso que el actor se retiró justificadamente en vista de violación de sus derechos laborales desde su despido en el 2007, que ante el desacato de cumplir la providencia administrativa que ordena el reenganche, y una vez cumplida esta, el actor trabaja dos meses en Mérida, pero no le fue cancelado el salario por lo que el 15 de junio de 2011, razón por la cual pone fin a la relación por retiro justificado que equivale a despido injustificado, por lo que le corresponden las indemnizaciones del 125; que los conceptos se deben calcular con el último salario que no debe ser menor al establecido por Decreto Presidencial para el momento en que fue despedido, si bien el salario era menos, a través del tiempo ese salario fue aumentando por los decretos presidenciales y no debe ser menor al salario mínimo.

Por su parte, la representación judicial de la parte demandada haciendo uso a su derecho a contrarréplica expuso que, la parte indica en el libelo que el último sueldo era de Bs. 363,62 y debe ser el monto para el cálculo de los conceptos de prestaciones, vacaciones y salarios caídos.

IV

ANALISIS DE LOS FUNDAMENTOS DE APELACION

ALEGADOS EN LA AUDIENCIA

Expuestos los argumentos de apelación de las partes recurrentes, este Tribunal Superior, en estricta observancia del principio de la prohibición de la reformatio in peius el cual está íntimamente ligado al principio tantum devollutum, quantum apellatum, los cuales imponen a los jueces el deber de ceñirse rigurosamente al fuero de conocimiento atribuido en razón del recurso de apelación ejercido y en la medida del agravio sufrido en la sentencia de primer grado, pasa a decidir el recurso interpuesto, estimando de fundamental importancia descender al estudio de las actas del expediente y, en ese sentido observa que, la parte actora en su libelo de la demanda alega que comenzó a prestar sus servicios para la demandada bajo subordinación y dependencia, desde el 03 de marzo de 2003, desempeñándose como ayudante de servicios generales en funciones de inspector de higiene y seguridad industrial cumpliendo una jornada laboral de 7:30am a 12:00pm y de 1:30pm a 3:30pm de lunes a viernes de cada semana, que posteriormente fue ascendido al cargo de jefe de departamento de higiene y seguridad industrial, cumpliendo con sus labores en forma continua hasta el día 03 de julio de 2007 fecha fue despedido injustificadamente; es decir, con un tiempo de servicio fue de cuatro (4) años, cuatro (4) meses y un (1) día.

Que en fecha 4 de julio de 2007 su representado acudió por ante la Inspectoría del Trabajo, por la forma intempestiva en que fue despedido; con la finalidad de solicitar el procedimiento de reenganche y pago de salarios caídos de acuerdo a lo establecido en la Ley Orgánica del Trabajo, que posteriormente la Inspectora del Trabajo en providencia administrativa de fecha 30 de abril de 2009 declaro con lugar dicha solicitud ordenando la inmediata reincorporación en las mismas condiciones en las que se venía desempeñando al momento de su despido, siendo incumplido por lo cual se impuso multa por el desacato de la demandada. Que en fecha 14 de marzo de 2011 la Coordinación de Relacione Laborales del Ministerio Popular para la Defensa emitió oficio mediante el cual ordena la reincorporación a más tardar el 1 de abril de 2011 y cancelar los conceptos dejados de percibir lo cual no fue cumplido. Que en virtud de la referida orden el patrono presenta propuesta de reincorporación en comisión de servicio a un puesto de trabajo igual en el núcleo médico asistencial ubicado en la ciudad de Mérida por lo cual se traslada a esa ciudad según consta de oficio de fecha 22 de marzo de 2011 emitido por el Director del Hospital por el cual se asignaba por el lapso de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS