Decisión de Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Transito y de Menores de Miranda, de 27 de Enero de 2014 - Jurisprudencia - VLEX 491165574

Decisión de Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Transito y de Menores de Miranda, de 27 de Enero de 2014

Procedimiento:Cumplimiento De Contrato
Ponente:Jenny Mercedes Gonzalez Franquis
Número de Expediente:13-8214
Fecha de Resolución:27 de Enero de 2014
Emisor:Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Transito y de Menores
RESUMEN

Primero: SIN LUGAR el recurso de apelación ejercido por la Abogada BELKIS JOSEFINA BARBELLA INFANTE, inscrita en el Inpreabogado bajo el No. 24.932, actuando en su carácter de apoderada judicial de la parte demandada, Sociedad Mercantil "PANADERÍA PASTELERÍA FLOR DE GUAICAIPAEZ, C.A.", inscrita por ante el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

EN SU NOMBRE

JUZGADO SUPERIOR EN LO CIVIL, MERCANTIL Y TRÁNSITO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO MIRANDA

Expediente No. 13-8214.

Parte actora: Sociedad Mercantil “INVERSIONES HV & MC, C.A.”, inscrita por ante el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, en fecha 22 de enero de 1990, anotada bajo el No. 11, Tomo 15-A-Pro; con posteriores reformas realizadas: 1) En fecha 06 de mayo de 1999, por ante el Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, bajo el No. 20, Tomo 8-A-Tro; y 2) En fecha 26 de noviembre de 2002, por ante el Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, anotado bajo el No. 22, Tomo 22-A-Tro.

Apoderados Judiciales: Abogados RUTH YAJAIRA MORANTE HERNANDEZ y JUAN CARLOS MORANTE HERNANDEZ, inscritos en el Inpreabogado bajo los Nos. 20.080 y 41.076, respectivamente.

Parte demandada: Sociedad Mercantil “PANADERÍA PASTELERÍA FLOR DE GUAICAIPAEZ, C.A.”, inscrita por ante el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, en fecha 08 de agosto de 1990, anotado bajo el No. 29, Tomo 53-A-Sgdo; con posteriores reformas realizadas: 1) En fecha 10 de agosto de 1993, por ante el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, anotada bajo el No. 46, Tomo 70-A-Sgdo; y 2) En fecha 26 de enero de 1995, por ante el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y Estado Miranda, bajo el No. 37, Tomo 20-A-Sgdo; en nombre de sus representantes, ciudadanos SILVESTRE OLIVEIRA DOS SANTOS y MANUEL LUCAS GONCALVES, venezolanos, mayores de edad y titulares de las cédulas de identidad Nos. V-10.116.432 y V-14.675.812, respectivamente.

Apoderada Judicial: Abogada BELKIS JOSEFINA BARBELLA INFANTE, inscrita en el Inpreabogado bajo el No. 24.932.

Motivo: Cumplimiento de Contrato.

Capítulo I

ANTECEDENTES

Compete a esta Alzada conocer del recurso de apelación interpuesto por la Abogada BELKIS JOSEFINA BARBELLA INFANTE, actuando en su carácter de apoderada judicial de la parte demandada, Sociedad Mercantil “PANADERÍA PASTELERÍA FLOR DE GUAICAIPAEZ, C.A.”, ambos identificados, contra la sentencia dictada en fecha 18 de julio de 2013, por el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, que declarara con lugar la demanda que por Cumplimiento de Contrato incoara la Sociedad Mercantil “INVERSIONES HV & MC, C.A.”, contra la Sociedad Mercantil “PANADERÍA PASTELERÍA FLOR DE GUAICAIPAEZ, C.A.”.

Recibidas las actuaciones, esta Alzada le dio entrada mediante auto de fecha 13 de agosto de 2013, signándole el No. 13-8214 de la nomenclatura interna de este Juzgado, y de conformidad con lo establecido en el artículo 517 del Código de Procedimiento Civil, se fijó el vigésimo día de despacho siguiente, a fin de que las partes consignaran sus respectivos informes, constando en autos que ambas partes hicieron uso de su derecho.

Mediante auto de fecha 21 de octubre de 2013, se dejó constancia de haberse vencido el lapso de ocho (08) días de despacho para la presentación del escrito de observaciones, constando en autos que ninguna de las partes hizo uso de tal derecho.

En fecha 05 de noviembre de 2013, se pasó la presente causa al estado de sentencia, la cual sería dictada dentro de los sesenta (60) días calendario siguiente a la fecha.

En fecha 07 de enero de 2014, quien suscribe se aboca al conocimiento de la presente causa, dejando transcurrir el lapso de tres (03) días de despacho a los que hace referencia el artículo 90 del Código de Procedimiento Civil.

Consumado el lapso antes señalado, sin que se intentara recusación alguna, y estando dentro de la oportunidad legal para dictar sentencia, esta Juzgadora procede a hacerlo bajo las consideraciones que serán explicadas infra.

Capítulo II

SINTESIS DE LA CONTROVERSIA

Mediante escrito presentado por ante el Tribunal de la causa en fecha 11 de julio de 2012, el Abogado JUAN CARLOS MORANTE HERNANDEZ, actuando en su condición de apoderado judicial de la Sociedad Mercantil “INVERSIONES HV & MC, C.A.”, demandó por cumplimiento de contrato de arrendamiento a la Sociedad Mercantil “PANADERÍA PASTELERÍA FLOR DE GUAICAIPAEZ, C.A.”, y posteriormente en fecha 05 de noviembre de 2012, reformó su demanda en los siguientes términos:

Alegó que en documento suscrito en fecha 01 de noviembre de 2004, su representada celebró contrato de arrendamiento con la Sociedad Mercantil “PANADERÍA PASTELERÍA FLOR DE GUAICAIPAEZ., C.A.”, representada por los ciudadanos SILVESTRE OLIVEIRA DOS SANTOS y MANUEL LUCAS GONCALVES.

Que el contrato de arrendamiento tiene por objeto un inmueble constituido por un local comercial, distinguido con el No. 06, ubicado en Residencias Páez Plaza, calle Páez con Guaicaipuro, Los Teques, Jurisdicción del Municipio Autónomo Guaicaipuro del Estado Miranda.

Que en la cláusula quinta del contrato de arrendamiento se estableció un término de duración de tres (03) años, que transcurrirían entre el 01 de noviembre de 2003, hasta el 31 de octubre de 2006, prorrogable a su vencimiento, por períodos iguales de tres (03) años, a menos que una de las partes notificare a la otra, dentro de los sesenta (60) días de anticipación, su deseo de no continuar con la relación contractual arrendaticia, por lo que llegada la fecha de vencimiento pautada, a falta de desahucio, el referido contrato de arrendamiento se prorrogaría por un período igual de tres (03) años, los cuales vencieron el 31 de octubre de 2009.

Que en fecha 25 de septiembre de 2009, es decir, dentro de los sesenta (60) días previstos en la cláusula quinta del contrato de arrendamiento, su mandante notificó por ante el Juzgado Primero del Municipio Guaicaipuro de esta misma Circunscripción Judicial, a la arrendataria su deseo de no continuar con el contrato de arrendamiento, además le notificó que a partir del 31 de octubre de 2009, comenzaría a disfrutar de la prórroga legalmente establecida, teniendo sólo por objeto el desahucio arrendaticio en referencia, poner en conocimiento a la arrendataria la voluntad indeclinable de su mandante de poner fin a la relación contractual arrendaticia, toda vez que la prórroga legal opera de pleno derecho.

Que a partir del 31 de octubre de 2009, hasta el 31 de octubre de 2011, la arrendataria disfrutó de la prórroga legal arrendaticia prevista en el literal “C” del artículo 38 del Decreto con Rango y Fuerza de Ley de Arrendamiento Inmobiliarios.

Que llegado el vencimiento de la prórroga legalmente establecida, en fecha 31 de octubre de 2011, su mandante le solicitó a la arrendataria la entrega del inmueble dado en arrendamiento; no obstante a ello, la arrendataria se valió de promesas incumplidas, engaños y vacilaciones, para evadir la entrega del inmueble arrendado, alegando tener derecho al disfrute de una prórroga legal de tres (03) años, lo cual sólo aplica ante una relación arrendaticia de más de diez (10) años.

Que para el 31 de octubre de 2009, fecha en la que termino la relación contractual arrendaticia, el compendio normativo contenido en el Decreto con Rango y Fuerza de Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, tenía poco más de ocho (08) años de haber entrado en vigencia, por lo que mal podía la arrendataria alegar beneficios legales cuya procedencia supera abiertamente el ámbito de aplicación tempestiva del cuerpo legislativo en referencia.

Que a la fecha de interposición de la presente reforma libelar, que marca el inicio del presente proceso, el contrato de arrendamiento tiene más de tres (03) años de cumplido, y aún así la arrendataria se ha negado a entregar el inmueble arrendado.

Que desde el 11 de junio de 2008, la arrendataria ha venido consignando el canon de arrendamiento por ante el Juzgado Primero del Municipio Guaicaipuro de esta Circunscripción Judicial, en el expediente de consignaciones signado con el No. 2008-3091 de la nomenclatura interna de ese Tribunal; sin embargo, a la fecha su representada se ha negado a retirar las consignaciones, lo que evidencia su voluntad indeclinable de no continuar con la relación arrendaticia pactada.

Que en virtud del vencimiento en fecha 31 de octubre de 2009, del plazo contractualmente estipulado en la cláusula quinta del contrato de arrendamiento, para la duración de la relación arrendaticia, así como vencida la prórroga legalmente establecida, y la renuencia que presenta la arrendataria en hacer entrega del inmueble arrendado, concluyó en la procedencia de la presente demanda.

Que por todas las razones que anteceden y siguiendo expresas instrucciones de su representada, acude a demandar a la Sociedad Mercantil “PANADERIA PASTELERIA FLOR DE GUAICAIPAEZ., C.A.”, para que convenga o en su defecto, a ello sea condenada, en el cumplimiento del contrato de arrendamiento suscrito en fecha 01 de noviembre de 2004, y subsidiariamente, en la entrega material del local comercial antes señalado, con expresa condenatoria en costas.

Fundamentó su pretensión en los artículos 33, 38 y 39 del Decreto con Fuerza y Rango de Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, en concordancia con los artículos 1.159, 1.160, 1.167, 1.169, 1.264, 1.266 y 1.579 del Código Civil.

Estimó la presente demanda en la cantidad de doscientos setenta mil noventa bolívares (Bs. 270.090,00).

Por último, solicitó que la presente demanda se admitiera, tramitara, sustanciara conforme a derecho, y se declarara con lugar en la definitiva, con todos los pronunciamientos de Ley.

Por su parte, la representación judicial de la Sociedad Mercantil “PANADERÍA PASTELERÍA FLOR DE GUAICAIPAEZ, C.A.”, mediante escrito de fecha 09 de abril de 2013, alegó lo siguiente:

Que niega y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS