Decisión nº PJ0022011000033 de Juzgado Superior Cuarto del Trabajo. Puerto Cabello de Carabobo, de Junio 13, 2011

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

En fundamento a los razonamientos anteriormente expuestos, este Juzgado Superior Cuarto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo, sede Puerto Cabello, administrando Justicia en nombre de la Republica de Venezuela y por autoridad de la Ley: Declara SIN LUGAR el recurso de apelación interpuesto por el abogado OSCAR BERNAL SEGOVIA, con el carácter de apoderado judicial del... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Juzgado Superior del Circuito Judicial Laboral de Puerto Cabello

Puerto Cabello, trece de junio de dos mil once

201º y 152º

ASUNTO: GP21-R-2011-000010

SENTENCIA DEFINITIVA

DEMANDANTE: Ciudadano SHARIF KANAHAN, venezolano, titular de la cédula de Identidad número: 5.440.849, domiciliado en Residencias Portal de Mañongo 4, torre B, piso 3, apartamento 3-3, urbanización Ciudad Jardín Mañongo, Naguanagua, Valencia, estado Carabobo.

APODERADO JUDICIAL DEL DEMANDANTE: Abogado OSCAR BERNAL SEGOVIA. Inscrito: Instituto de Previsión Social del Abogado matrícula: 8.798.

DEMANDADA: Sociedad Mercantil C.A. ESCULAPIO – CENTRO MEDICO DR. RAFAEL GUERRA MENDEZ. Inscrita: En fecha 12 de noviembre de 1.947, bajo el Nº 93 en el Registro de Comercio que era llevado por el Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo, con varias reformas estatutarias, una de ellas consistente en integrar en un solo instrumento societario su documento constitutivo y estatutos y modificar globalmente sus normativas, la cual se inscribió en el Registro Mercantil Segundo de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo, el 28 de noviembre de 1991, bajo el Nº 46, Tomo 17-A.

APODERADOS JUDICIALES DE LA DEMANDADA: Abogados LUIS A. PEREZ VARELA, MARIA SOLEDAD VELASQUEZ ARCAY, ADRIANA LOPEZ CORVO, BENITO JURADO TORRES, JOSE DIONISIO MORALES BAEZ, GIACOMO OLIVIERO y WILFRIDO DEL VALLE HALABI. Inscritos: Instituto de Previsión Social del Abogado matrículas: 17.606, 86.223, 101.498, 1.210, 13.122, 24.177 y 17.620 respectivamente.

MOTIVO: Cobro de prestaciones sociales.

ORIGEN: Recurso de apelación contra sentencia definitiva dictada por el Juzgado Segundo de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo, sede Valencia.

PRIMERO:

Son remitidas las presentes actuaciones a este Despacho, por el Juzgado Superior Segundo del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo, con sede en la ciudad de Valencia, a los efectos de conocer la incidencia inhibitoria planteada por el titular de dicho Juzgado de conocer a su vez la inhibición planteada por la Jueza Primera del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo, igualmente con sede en la ciudad de Valencia, por cuanto por notoriedad judicial, se tiene conocimiento que el Juzgado Superior Tercero del Trabajo de esta Circunscripción Judicial se encontraba acéfalo para la fecha; una vez declaradas con lugar las incidencias inhibitorias y debidamente notificadas las partes, a los efectos de garantizar plenamente el derecho a la defensa de los involucrados, procede esta Alzada de conformidad con el artículo 41 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo a conocer el presente asunto, en virtud del recurso de apelación planteado por el abogado OSCAR BERNAL SEGOVIA, en su carácter de apoderado judicial del demandante, ciudadano SHARIF KANAHAN, interpuesto en fecha 16 de diciembre de 2010, contra sentencia definitiva dictada por el Juzgado Segundo de Primera Instancia de Juicio del Trabajo del Circuito Laboral de Valencia, en fecha 13 de diciembre de 2010, que declaró sin lugar la demanda intentada.

Como antecedentes se tiene la demanda por cobro de prestaciones sociales planteada por el ciudadano SHARIF KANAHAN, en fecha 27 de octubre de 2009, por ante la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos del Circuito Judicial Laboral de la ciudad de Valencia; recibida por el Juzgado Décimo de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de esta Circunscripción Judicial, con sede en la ciudad de Valencia, en fecha 28 de octubre de 2009; admitida en fecha 29 de octubre de 2009, reclamando el cobro de prestaciones sociales contra la Sociedad Mercantil C.A. ESCULAPIO – CENTRO MEDICO DR. RAFAEL GUERRA MENDEZ.; debidamente notificada la demandada, se celebra la audiencia preliminar en fecha 30 de noviembre de 2009 y luego de varias prolongaciones, se da por concluida la fase de mediación en fecha 01 de febrero de 2010, ordenándose la incorporación al expediente de las pruebas promovidas, el Tribunal A quo Segundo de Juicio, en fecha 06 de diciembre de 2010, dictó su fallo oral, declarando con lugar la tacha de testigo propuesta por la parte actora; con lugar la falta de cualidad alegada por la demandada y sin lugar la pretensión de la parte actora, procediendo a reproducir por escrito la sentencia definitiva en fecha 13 de diciembre de 2010, impugnada por recurso de apelación interpuesto por el demandante, siendo remitida la causa a este Juzgado Superior Cuarto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo, de conformidad con lo ut supra señalado y quien que con tal carácter resuelve la controversia referida al recurso ordinario planteado .

SEGUNDO

Este Juzgado Superior Cuarto del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Carabobo, sede Puerto Cabello, estando en la fase de reproducir por escrito la decisión, conforme al artículo 165 de la Ley Orgánica Procesal, emite el pronunciamiento que se indica:

Se han cumplido las formalidades necesarias relacionadas con la materia objeto de la controversia.

TÉRMINOS DEL CONTRADICTORIO

LIBELO DE DEMANDA: (Folio1-90)

Alega el actor en apoyo de su pretensión:

 Que el médico Sharif Kanahan, anestesiólogo con entrenamiento en anestesia cardiovascular y entrenamiento en manejo del dolor, prestó sus servicios personales en condiciones de laboralidad, desempeñando el cargo de medico de cortesía, para la demandada, desde el 09 de marzo de 1994, hasta el 21 de septiembre de 2009

 Que el tiempo de servicio fue de de 15 años, 6 meses y 12 días

 Que devengaba un salario variable quincenal, a destajo o por pieza, conforme al número de pacientes atendidos, seleccionados por la demandada y que debía atender en su sede, utilizando los equipos, maquinaria, útiles, y demás instrumentos necesarios propiedad del patrono.

 Que en fecha 21 de septiembre de 2009, de conformidad con el artículo 101 de la Ley Orgánica del Trabajo en concordancia con el artículo 103 de la misma Ley, por causa justa, dio por terminada la relación de trabajo y así la finalización de sus servicios personales, notificada tal decisión al patrono en la misma fecha, por cuanto no recibió las instrucciones correspondientes a las actividades quirúrgicas que le correspondían para el mes de septiembre del 2009 y se excluyó de la asignación de los pacientes seleccionados, es decir la demandada no le asignó pacientes en el mes de septiembre, lo que significa impedirle al actor cumplir con su prestación de servicio, representando la suspensión arbitraria del salario

 Que para el momento histórico en que se introduce la demanda, la sociedad mercantil Compañía Anónima Esculapio Centro Medico Dr. Rafael Guerra Méndez, se niega a honrar los derechos y acreencias laborales que le corresponden.

 Que la empresa privada de salud, realiza la prestación de sus servicios buscando la satisfacción de las expectativas de los clientes pacientes, centrando la atención en la diversidad de los servicios

 Que el objeto del trabajo por parte de estos grupos económicos, lo constituye la prestación de servicios vinculados con el ejercicio de la medicina y entienden como actividad conexa con el referido objeto otros factores secundarios

 Que se debe precisar cuál es el objeto social de la sociedad mercantil demandada

 Que efectuaba sus labores de forma continua en la rama de la anestesiología, la cual era llevada a cabo en la sede de la demandada.

 Que estaba sometido a un horario y una jornada especifica establecida tomando en consideración la naturaleza de la especialidad médica de la anestesiología, en los días y hora señalados en el cronograma mensual de trabajo, mediante el cual recibía las instrucciones para la prestación de sus servicios personales subordinados.

 Que estaba supeditado en la prestación de su servicio, a un control jerárquico de supervisión o control disciplinario, ejercido en nombre de la demandada, por el coordinador del servicio de anestesiología, debiendo tomar en cuenta para la prestación de su servicio la jerarquía establecida, así como las normas para atender a los pacientes, so pena de ser objeto de sanciones

 Que recibía como remuneración, contraprestación o salario por sus servicios, un salario variable quincenal que era establecido por la empresa de conformidad con las políticas de mercadeo entre la empresa y la compañías de seguros o la empresa demandada directamente con los pacientes

 Que en ningún momento y bajo ninguna circunstancia, discutía, convenía acordaba con los clientes pacientes o las compañías de seguro, el pago por sus servicios

 Que la retribución que en forma fija y permanente, en proporción a los servicios prestados, fueron cancelados a través de una cuenta nomina

 Que los parámetros para el pago del salario fueron siempre establecidos por la empresa

 Que en algunas ocasiones para el disfrute de un necesario descanso se ausentaba de su cargo y dejaba a otro profesional en el desempeño de sus funciones, aún cuando este derecho no le fuera expresamente reconocido

 Que sobre la cantidad de tiempo contratado que le permitía al actor mantener otra fuente de trabajo, no descarta la existencia del vinculo laboral porque ni la exclusividad ni la preferencia en los servicios, son características propias o indispensables, del contrato de trabajo, pudiendo tener concomitantemente varios patronos y así es aceptado en la Ley orgánica del Trabajo

 Que no es posible admitir que la calificación medico de cortesía y la calificación de libre ejercicio de la profesión, puedan desvirtuar el concepto de trabajador dependiente o subordinado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS