Decisión de Juzgado Superior Quinto en lo Civil y Contencioso Administrativo. de Caracas, de 7 de Mayo de 2010 - Jurisprudencia - VLEX 288288610

Decisión de Juzgado Superior Quinto en lo Civil y Contencioso Administrativo. de Caracas, de 7 de Mayo de 2010

RESUMEN

Por las razones antes expuestas este Juzgado Superior Quinto de lo Contencioso Administrativo de la Región Capital, administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, una vez verificado que no existe violación de norma de orden público, declara la PERENCIÓN DE LA INSTANCIA en la querella interpuesta por el ciudadano Ramón Celestino Morroy Ávila,... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

EN SU NOMBRE

JUZGADO SUPERIOR QUINTO DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DE LA REGIÓN CAPITAL

En fecha 23 de abril de 2008 se recibió en este Tribunal, previa distribución, la querella interpuesta por el ciudadano Ramón Celestino Morroy Ávila, titular de la cédula de identidad N° 8.576.222, asistido por los abogados Carlos Alfonso Valdivia Sánchez y Alejandro Montes López, Inpreabogado Nros. 60.047 y 65.683, respectivamente, contra la REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA (MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LAS RELACIONES INTERIORES Y JUSTICIA – POLICÍA METROPOLITANA DE CARACAS –).

En fecha 28 de abril de 2008 este Juzgado ordenó devolver la querella, previa consignación de copias simples y certificación en autos, a los fines de que fuese reformulada. Al efecto se le concedió a la parte querellante un lapso de cinco (05) días de despacho.

En fecha 07 de mayo de 2008, este Tribunal dejó constancia que la parte querellante no reformuló la querella, tal como se le ordenará en el auto de fecha 28 de abril de 2008.

I

ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN

Corresponde a este Juzgado pronunciarse con relación a la perención de la instancia y al respecto, observa:

Ha sido pacífico y reiterado el criterio conforme al cual la perención de la instancia constituye un medio de terminación procesal que opera por la no realización, en un período mayor de un año, de actos de procedimiento destinados a mantener en curso el proceso (tal y como lo preveía el artículo 86 de la derogada Ley Orgánica de la Corte Suprema de Justicia, y ahora, el artículo 19, decimoquinto párrafo, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela), o cuando se verifica alguna de las situaciones previstas en el artículo 267 del Código de Procedimiento Civil, que consagra las llamadas “perenciones breves” para específicos supuestos en los que la inactividad de las partes interesadas se produce en lapsos sensiblemente inferiores al de un año.

Se constituye entonces el instituto de la perención como un mecanismo de ley diseñado con el propósito de evitar que los procesos se perpetúen y los Órganos de Administración de Justicia se encuentren en la obligación de procurar la composición de causas, en las cuales no existe ningún tipo de interés de los sujetos de la litis.

Ahora bien, el referido artículo 19, decimoquinto párrafo, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS