Decisión nº N°045-09 de Corte de Apelaciones Sala 3 de Zulia, de 15 de Diciembre de 2009 - Jurisprudencia - VLEX 303989114

Decisión nº N°045-09 de Corte de Apelaciones Sala 3 de Zulia, de 15 de Diciembre de 2009

Procedimiento:Con Lugar El Recurso De Apelación
Ponente:Arelis Avila de Vielma
Número de Expediente:VP02-R-2009-000949
Fecha de Resolución:15 de Diciembre de 2009
Emisor:Corte de Apelaciones Sala 3
RESUMEN

DECLARA: PRIMERO: CON LUGAR el recurso de apelación interpuesto por los Abogados LALINE RIVERA DE VERGARA, JESÚS VARGARA PEÑA y RICHARD PORTILLO TORRES, actuando con el carácter de Defensores de los ciudadanos, acusados JOSE LUÍS PAZ DÍAZ y LUÍS GUILLERMO PAZ BRACHO, SEGUNDO: LA NULIDAD de la Sentencia N° 032-09-09, dictada en fecha 10 de agosto de 2009, por el Juzgado Primero de Juicio del... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL

Sala 3

Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia

Maracaibo, 15 de Diciembre de 2009

199º y 150º

ASUNTO PRINCIPAL : VP02-P-2008-000167

ASUNTO : VP02-R-2009-000949

SENTENCIA DEFINITIVA Nº 045 -09.-

PONENCIA DE LA JUEZA PROFESIONAL: ARELIS AVILA DE VIELMA.

IDENTIFICACION DE LAS PARTES

A) ACUSADOS: JOSE LUIS PAZ DIAZ, de nacionalidad venezolana, natural de Maracaibo-Estado Zulia, titular de la cedula de identidad N° 4.993.518, estado civil Casado, Profesión u Oficio Medico Cirujano, con 47 años de edad, con domicilio procesal en la Prolongación 5 de Julio, Calle 77, Villa Residencial al lado del edificio Lago del Sol, N° 2B-92, del Municipio Maracaibo Estado Zulia; y LUIS GUILLERMO PAZ BRACHO, de nacionalidad venezolana, natural de Maracaibo, de 63 años de edad, profesión Medico Cirujano, titular de la cédula de identidad N° 2.865.958, con domicilio procesal en el Sector La Paragua, Urbanización El Doral, Calle 49D, Casa N° 12-94, del Municipio Maracaibo Estado Zulia,

B) DEFENSA: Abogados en ejercicio JESUS VERGARA PEÑA, LALINE RIVERA DE VERGARA y RICHARD PORTILLO TORRES.

C) FISCAL: Fiscal Décima Cuarta del Ministerio Público del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Zulia, Abogado. OVIDIO JESUS ABREU CASTILLO.

D) VICTIMA: JEAN CARLOS DEL VALLE SILVERA (Occiso).

E) DELITO: HOMICIDIO CULPOSO, previsto y sancionado en el artículo 409 del Código Penal.

MOTIVOS QUE GENERARON EL DICTAMEN DE LA PRESENTE SENTENCIA:

Han subido las presentes actuaciones procesales en virtud el recurso de apelación interpuesto por los ciudadanos abogados en ejercicio JESUS VERGARA PEÑA, LALINE RIVERA DE VERGARA y RICHARD PORTILLO TORRES, actuando como defensores privado de los acusados JOSE LUIS PAZ DIAZ y LUIS GUILLERMO PAZ BRACHO, en contra de la Sentencia No. 032-09, de fecha 16 de Septiembre de 2009, dictada por el Juzgado Tercero de Primera Instancia en Funciones de Juicio Mixto del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia, mediante la cual declararon Culpable a sus defendidos del delito de HOMICIDIO CULPOSO previsto y sancionado en el artículo 409 del Código Penal, cometido en perjuicio del ciudadano que en vida respondía al nombre de JEAN CARLOS DEL VALLE SILVERA, a sufrir la pena de TRES (03) AÑOS DE PRISION, más las accesorias de Ley, todo de conformidad con lo establecido en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal.

Recibidas las actuaciones en esta Sala Tercera de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia, se dio cuenta en la misma, designándose como Ponente a la Dra. ARELIS ÁVILA DE VIELMA, quien con tal carácter suscribe la presente Sentencia. Asimismo, en fecha 06 de Noviembre de 2009, se admitió el Recurso interpuesto. Fijada la Audiencia Oral y Pública prevista en el artículo 455 del Código Orgánico Procesal Penal, ésta se llevó a efecto el día 24 de Noviembre de 2009, en cuya oportunidad se constató por parte de la ciudadana Secretaria de Sala la comparecencia de los abogados en ejercicio JESUS VERGARA PEÑA, LALINE RIVERA DE VERGARA y RICHARD PORTILLO TORRES, los acusados JOSE LUIS PAZ DIAZ y LUIS GUILLERMO PAZ BRACHO, el representante de la Fiscalía Décima Cuarta del Ministerio Público del Estado Zulia, Abogado OVIDIO ABREU y los representante de la víctima, ciudadanos VIOLY SILVERAOJEDA y ANTONIO DEL VALLE BAYONA.

I. FUNDAMENTO DEL RECURSO DE APELACIÓN INTERPUESTO POR LA DEFENSA:

Los ciudadanos abogados en ejercicio JESUS VERGARA PEÑA, LALINE RIVERA DE VERGARA y RICHARD PORTILLO TORRES, actuando como abogados defensores de los acusados JOSE LUIS PAZ DIAZ y LUIS GUILLERMO PAZ BRACHO, interpusieron su recurso de apelación en los siguientes términos:

Primera Denuncia: VIOLACION DEL PRINCIPIO DE CONCENTRACION, previsto en el artículo 17 del Código Orgánico Procesal Penal.

Denuncia el Accionante que el Juicio Oral y Público se suspendió en cuatro (4) oportunidades, según consta de las actas de debate, desde el 22-06-09 hasta el día 10 de Agosto del 2009, es decir, duro un mes y dieciocho (18) días. Igualmente, alega que el contenido del Acta de Debate esta regulada por el artículo 368 del Código Adjetivo Penal, por lo que es indispensable que en el Acta se deje constancia en primer lugar, que se le concedió el derecho de palabra al Fiscal para que explanara su acusación, en segundo lugar el derecho de palabra a los defensores para que ejercieran la defensa técnica y en tercer lugar si se impuso a los acusados, al inicio del proceso del precepto constitucional y se les concedió el derecho de palabra y cuarto lugar si el Juez realizo el breve resumen de lo acontecido en la audiencia anterior al suspenderse y reanudarse.

En este mismo orden de ideas, refiere el apelante que del Acta de Debate y de la narración fiel de las misma se puede evidenciar que la Juez a quo después de suspendido el juicio y al reiniciarse no dejó constancia, por lo tanto no hizo un resumen breve de los actos cumplidos con anterioridad, como lo ordena el artículo 336 del Código Orgánico Procesal Penal, lo cual trae como consecuencia la vulneración del Principio de Concentración, previsto en el artículo 17 ejusdem, ya que el juicio fue suspendido en cuatro oportunidades, reanudándose sin el resumen breve de lo acontecido en cada audiencia suspendida.

Segunda Denuncia: QUEBRANTAMIENTO U OMISION DE FORMAS SUSTANCIALES DE LOS ACTOS QUE CAUSEN INDEFENSION, de conformidad con lo dispuesto en el ordinal 3° del artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal.

En esta denuncia indican los accionantes, que se evidenciarse del Acta de Debate de Apertura del Juicio Oral y Público, de fecha 22-06-09, que una vez abierta la audiencia, previa verificación de la asistencia de las partes, la Juez a quo dispuso del registro magnetofónico del juicio y seguidamente declaró abierta la recepción de pruebas, omitiendo concederle el derecho de palabra a las partes como lo ordena el artículo 344 del Código Adjetivo Penal, tal como concederle el derecho de palabra al representante de la Fiscalía para que en forma sucinta expusiera su acusación, pues, esta omisión no es una simple omisión de trámites no sustanciales, si no que constituye una omisión que vulnera la garantía constitucional de todo acusado de conocer porque iban a ser juzgado, es decir, los hechos que se les imputan, la adecuación de esos hechos al derecho, con cuales medios de prueba iba a demostrar esos hechos y los elementos de juicio que comprometen su responsabilidad penal, vulnerando de esa forma el ordinal 1° del artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el Principio del Debido Proceso, previsto en el artículo 1 del Código Orgánico Procesal Penal.

Asimismo, señala la defensa que la omisión antes referida, se agrava cuando se observa del Acta de Debate que la Juez a quo no le concedió el derecho de palabra a la defensa de los acusados para que expusieran su defensa técnica, vulnerando con ello la garantía constitucional y procesal del Derecho a la Defensa, previsto en el numeral 1° del artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el artículo 12 del Código Orgánico Procesal Penal.

Igualmente, afirman los apelantes que además de que en el juicio se desarrolló con quebramiento u omisiones de formas sustanciales de los actos que causan indefensión, por las violaciones antes señaladas, la Jueza no le dio cumplimiento al mandato contenido en el artículo 347 ejusdem, que después de las exposiciones de las partes, el Juez Presidente recibirá declaración de los imputados así como le explicará a los mismos, con palabras claras y sencillas el hecho que se le atribuye y le advertirá que puede abstenerse de declarar sin que ello lo perjudique, y que el debate continuará aunque no declare, violentó el precepto constitucional contenido en el numeral 5° del artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En este mismo orden de ideas, manifiesta los recurrentes que las omisiones en que incurrió la Sentenciadora, no constituyen simples omisiones de formalidades no sustanciales, sino que constituyen omisiones o quebrantamiento de actos que causan indefensión, el cual no pueden ser suplidos con la reseña que hace en la segunda página de la sentencia, cuando dice que hubo exposición del Fiscal y del abogado defensor ALDELMARO BASTIDAS y no ILDELMARO GONZÁLEZ como dice la sentencia, porque lo que no consta en el acta de debate no puede ser acreditado por el Tribunal en la sentencia, ya que como acertadamente lo expone a la autora TULIA G. PEÑA ALEMÁN “todo lo que consta en el acta vale como sucedido, y por Argumento en contrario, vale como no sucedido aquello que no está asentado en el acta”.

Tercera Denuncia: FALTA DE MOTIVACION DE LA SENTENCIA, de conformidad con lo dispuesto en el ordinal 2° del artículo 452 del Código Adjetivo Penal.

Alego la defensa, que la Sentenciadora reseñó copiando textualmente las testimoniales producidas en el curso del debate, pero no las analizó, ni las comparó entre si, ni con las demás pruebas, específicamente las documentales.

Refiere que la Juez a quo, después de transcribir textualmente, suponen que con la ayuda del registro magnetofónico, la declaración rendida por el Médico Forense NELSON BONILLA VINCERO, estableció:

“Del análisis de la declaración y subsiguientes interrogatorios del medico anatomopatólogo forense, realizados sobre la base del acta de necropsia N° 1613 realizada en fecha 27 de febrero de 2004 al cadáver de quien en vida respondiera al nombre de Jean Carlos Del Valle Silvera, conjuntamente con la Historia medica del paciente, se concluye que la muerte del mismo obedeció a una encefalopatía hipóxico la cual obedeció al bajo flujo sanguíneo al encéfalo, durante una intervención quirúrgica, por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS