Decisión nº WP01-R-2011-000441 de Corte de Apelaciones de Vargas, de Noviembre 24, 2011

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
RESUMEN

DECLARA SIN LUGAR el recurso de apelación interpuesto por los profesionales del Derecho INGRID LÓPEZ BOSCAN y RAMÓN E. DIAMONT L, en su carácter de Fiscal Décima y Fiscal Auxiliar Décimo del Ministerio Público de esta Circunscripción Judicial del Estado Vargas, con Competencia en Materia de Protección de Derechos Fundamentales y Ejecución de Sentencias, y en consecuencia SE CONFIRMA la decisión... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO VARGAS

CORTE DE APELACIONES

Macuto, 24 de Noviembre de 2011

201º y 152°

Corresponde a esta Corte de Apelaciones conocer el recurso de apelación interpuesto por los profesionales de Derecho INGRID LÓPEZ BOSCAN y RAMÓN E. DIAMONT L, en su carácter de Fiscal Décima y Fiscal Auxiliar Décimo del Ministerio Público de esta Circunscripción Judicial del Estado Vargas, con Competencia en Materia de Protección de Derechos Fundamentales y Ejecución de Sentencias, en contra de la decisión dictada en fecha 06 de Octubre de 2011, por el Juzgado Tercero de Primera Instancia en funciones de Ejecución de este Circuito Judicial Penal, mediante la cual OTORGA LA LIBERTAD CONDICIONAL COMO MEDIDA HUMANITARIA, de conformidad con lo establecido en los artículos 479 numeral 1, 502 del Código Orgánico Procesal Penal, en relación con el artículo 4 numeral 1 de la Convención Sobre los Derechos Humanos, así como al contenido en los artículos 43 y 83 ambos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela al ciudadano ÁNGEL ESTEBAN SAN VICENTE, de nacionalidad Venezolana, natural de El Tigre, estado Anzoátegui, nacido en fecha 23-07-1961, hijo de Gladys García (v) y de Ángel San Vicente (v), de profesión u oficio comerciante (distribuidor de videos) residenciado en San Félix, Sector Clínica Vieja, calle El Progreso, casa A-01, cerca del hotel El Pino, titular de la cédula de identidad Nº V-8.463.341, quien fue condenado a cumplir la pena de OCHO (08) AÑOS DE PRISIÓN, por la comisión del delito de TRAFICO ILÍCITO DE SUSTANCIAS ESTUPEFACIENTES Y PSICOTRÓPICAS, previsto y sancionado en el artículo 31 en su encabezamiento de la Ley Orgánica contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (hoy derogada).

Los Fiscales del Ministerio Público en su escrito fundamenta su recurso de apelación alegando que:

“…CAPITULO II PUNTO PREVIO En fecha (06) de octubre de (2011), se celebró la audiencia especial, conforme a lo dispuesto en el artículo 483 del Código Orgánico Procesal Penal …En el desarrollo de la audiencia especial, esta representación fiscal, solicito al Tribunal, que hiciera comparecer ante la sala de audiencia, al médico forense Dr. Joel Villarroel, adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística de Bello Monte, esto por cuanto el mismo suscribió reconocimiento medico (sic) legal, el cual fuera practicado al penado ÁNGEL ESTEBAN SAN VICENTE, en fecha veintiséis (26) de Septiembre del año dos mil once ( 2011), quien al concederle la palabra éste manifestó “…el ciudadano antes mencionado se le diagnostico hipertensión arterial sistema crónica de larga data con estadio dos (02) cardiopatía tipo hipertrofia ventricular izquierda e isquémica; dilipisdemia mixta; obesidad mórbida y síndrome metábolico…”De igual manera, el medico (sic) forense fue interrogado por las partes, (defensa privada, Ministerio Público y juez) respondiendo en varias oportunidades que el diagnostico que presenta, el ciudadano ÁNGEL ESTEBAN SAN VICENTE, pude (sic) mejorar con el consumo continuo de los medicamentos recetados, con su asistencia programada al médico para examinar su estado de salud y avance, o en su defecto con el cambio de suministro de tratamiento medico (sic), de igual manera respondió que no necesita ni depende de algún artefacto medico (sic) para mantenerse con vida o mejorar su salud, tampoco requiere ser hospitalizado ni intervenido quirúrgicamente…Una vez concluida dicha audiencia, el Tribunal Tercero de Ejecución de la jurisdicción del Estado Vargas, emitió el correspondiente pronunciamiento, otorgándole al ciudadano ANGEL ESTEBAN SAN VICENTE, la libertad condicional de la pena como medida humanitaria, conforme a lo dispuesto en el artículo 502 del código adjetivo penal, en concordancia con los artículo (sic) 43 Y 83 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, emitiendo el correspondiente auto fundado en fecha 07 de octubre de dos mil once (2011), donde señala las razones por las cuales le otorga, al penado antes mencionado dicho beneficio…CAPITULO III ALEGATOS DEL MINISTERIO PUBLICO Resaltan un único particular que considera el Ministerio Público, que ha de ser valorado por el honorable Tribunal Colegiado, que conozca del presente recurso de apelación, a objeto de que se verifica la absoluta improcedencia de la decisión de la cual se recurre…El legislador patrio consagra a los penados la formula de la Libertad Condicional a modo de medida Humanitaria, no obstante debe verificarse el cumplimiento de los siguientes requisitos a los fines de la procedencia de esa medida, los cuales están referidos a. 1) Que el penado padezca una enfermedad; 2) que la misma sea grave o que se encuentre en fase terminal; 3) que sea previo diagnostico de un especialista; 4) debe ser debidamente certificado (sic) por el médico forense y, 5) notificar al Ministerio Público, siendo este último aspecto cumplido por haber estado presente durante la audiencia…En el caso concreto, si bien es cierto en el Reconocimiento Médico Legal el Médico Forense Dr. Joel Vallenilla, adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Bello Monte, estableció tal como lo indica el ciudadano juez en su decisión “Se trata de paciente con enfermedad, grave, metabólica, crónica, sistémica y progresiva”, no es menos cierto que refirió durante la audiencia oral, que dicho ciudadano no amerita intervención quirúrgica, ni mucho menos, requiere estar hospitalizado, sólo necesita cumplir con el consumo diario de los distintos medicamentos referidos por el médico, así como de un tratamiento médico constante, el cual puede ser satisfecho de manera puntual, con traslados programados desde el Internado Judicial de Los Teques, Estado Bolivariano de Miranda, Internado este donde se encontraba recluido, hasta los distintos centro asistenciales u Hospitalarios de la jurisdicción del Estado Bolivariano de Miranda. De igual forma es importante destacar, que según al diagnostico referido por el médico forense, el ciudadano ÁNGEL ESTEBAN SAN VICENTE, no padece de ninguna enfermedad incurable o que se encuentre en la fase terminal, por ello en caso de no otorgársele el beneficio de libertad condicional como medida humanitaria, en ningún momento se estaría vulnerando el derecho a la vida, así como la salud, las cuales contraen en los artículos 43 y 83 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela…En este orden de ideas, debemos aseverar que el fundamento de las medidas humanitarias para penados prevista en la ley adjetiva penal estriba en una doble dimensión en primer lugar en razones de justicia, pues el legislador requiere como requisito fundamental que se trate de una enfermedad incurable, lo que sin duda es considerado en relación a la disminución de sus capacidades y resistencia y en segundo lugar por razones humanitarias, es decir para evitar que el penado pueda fallecer privado de libertad, evitándose en todo caso una muerte no digna y además sustrayéndose al penado con enfermedad terminal de la posibilidad inminente de que la pena de prisión agrave la enfermedad del mismo…En el asunto que nos ocupa, como ya se dijo precedentemente, durante la audiencia oral realizada, el médico forense Dr. Joel Vallenilla…De lo antes transcrito no se desprende en momento alguno que el galeno haya indicado que se trataba de una enfermedad grave, menos aún que en el presente caso sea necesario una detención domiciliaria. El médico forense se limitó a referir las enfermedades que sufre el imputado y a señalar que se había indicado tratamiento y farmacológico, y, si bien es cierto, señala la necesidad de tratamiento médico, no es menos cierto que, no expresó que ese tratamiento deba realizarse fuera del recinto carcelario, sin embargo, en todo caso, si se amerita la salida del procesado del centro de reclusión para realizar terapia, el director del penal podrá decidir su inmediato traslado a un centro hospitalario para su atención, y ordenar a las autoridades penitenciarias darle estricto cumplimiento a las recomendaciones del médico consultado, ya que dentro de la finalidad del estado está el resguardo del derecho constitucional a la salud; motivo por el cual, no comparte esta representación del Ministerio público el criterio del jurisdicente, en cuanto a que para este caso era necesario conceder la medida humanitaria, pues el hecho de que el acusado de autos se encuentre detenido, no implica que no pueda cumplir con una terapia o tratamiento médico; siendo que, en este caso, lo que debió el juez era cuidar que se realizara lo conducente, a los fines de que se trasladara las veces que se requiera para ser atendido a tales fines. De lo antes señalado se puede evidenciar que la decisión emanada por el Tribunal Tercero de Primera Instancia en Funciones de Ejecución de esta Jurisdicción Penal, en fecha siete (07) de octubre de dos mil once (2011), con ocasión a la audiencia celebrada en fecha seis (06) de octubre de dos mil once (2011), en la cual otorga el beneficio de libertad condicional de la pena como medida humanitaria, conforme a lo dispuesto en el artículo 502 del código adjetivo penal, al ciudadano ANGEL ESTEBAN SAN VICENTE…quien fuere condenado por el Tribunal Segundo de Control del Estado Vargas, en fecha veintitrés (23) de septiembre de dos mil diez (2010),a cumplir la pena de ocho (08) años de prisión, por la comisión del delito de Tráfico Ilícito de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, previsto y sancionado en el encabezado del artículo 31 de la Ley Orgánica contra el Tráfico Ilícito y el Consumo de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, carece de una adecuada fundamentación al observarse de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS